La segunda republica (Parte 1: El comienzo del siglo XX)

La segunda republica española comenzo el 14 de abril de 1931 y sucedió a un periodo de inestabilidad política, económica y geografica. Para entender la segunda republica hay que adentrarse en la España de comienzos del siglo XX.
Ubicación de {{{nombre_común}}}
Al comienzo del siglo reinaba Alfonso XIII de la casa de Borbón , el país se encontraba en una situación horrorosa porque se acababan de perder las últimas colonias no africanas de España y los marroquies estaban atacando el Sahara Español. Además de estos problemas, el país entero estaba semi desvastado ya que las condiciones laborales eran pesimas: en las fabricas los empleados trabajaban jornadas intensas de más de 10 horas por sueldos muy bajos y en las zonas agrícolas los más ricos se adueñaban de las tierras y cobraban altos impuestos a sus trabajadores, además, se dejaban varios huertos sin cultivar dejando sin trabajo a algunos campesinos.

En cuanto al gobierno, también había muchos problemas. El país era gobernado por dos entidades: el parlamento, dónde se iban alternando el poder el partido liberal y el conservador  y el rey, que poseía  gran parte del poder e influía bastante en las decisiones del parlamento. Todo marchaba mal y los proyectos propuestos por el rey se tambaleaban bastante. Sin embargo, tras la victoria del partido liberal de 1922, se comenzaron a hacer nuevas reformas que ayudaron al pais haciendolo prosperar. También, los liberales intentaron hacer separación entre Estado e Iglesia y esto fue lo que más obstaulos les trajo puesto que el rey, los ricos y los oligarcas estaban totalmente en contra.

 
A pesar de los avances hechos por el partido liberal, la Iglesia y el Rey estaban totalmente en contra de los ideales del partido y el 13 de septiembre de 1923 se impusó la dictadura de Miguel Primo de Rivera concluyendo con el enfado de la Iglesia y del Rey. Hubo varios opositores a esta dictadura, entre ellos los sindicatos de trabajadores pero no puedieron enfrentarse al gran apoyo que el Rey y los oligarcas daban a la dictadura. En el último año de esta, no se hizo más que alargar la decadencia del pais con la dictadura del general Berenguer que concluyo con las elecciones municipales de 1931 que decidieron formar la república.